¿Cómo saber si mi Zona V es saludable?

¿Cómo saber si mi Zona V es saludable?

Saba-Artículos-Zona-Íntima-Saludable

Saba te informa.

Aunque no lo creas tu zona íntima, es una de las partes de tu cuerpo más nobles y amigables. Se limpia sola, se expande ante la llegada de un bebé y es muy fuerte (el récord de levantamiento de peso, con la vagina, es de más de 13.5 Kg.) Por estas razones y muchas otras es muy importante ser precavidas en esta zona de nuestro cuerpo.

Te dejamos algunos tips para poder reconocer si hay alguna señal de alarma en tu Zona V.

Líquido blanco o transparente sin olor.

¡No hay problema! Esto es totalmente normal y es parte de cómo tu vagina se mantiene limpia y lubricada así misma. El flujo viene de unas glándulas ubicadas cerca de la abertura vaginal y el cérvix, que también puede contener mucosa de las paredes vaginales. La cantidad y la textura del fluido puede variar dependiendo de ciclo menstrual.

Si tu secreción es parecida a lo blanco del huevo crudo, es justo así cómo debe verse cuando estás ovulando.

Flujo blanco espeso y grueso con comezón intensa.

Esto puede ser porque tienes pequeñas llagas (úlceras). Es muy común, no te preocupes, 3 de 4 mujeres las tienen en sus vidas. Es causada por un crecimiento acelerado de una levadura microscópica, constituida de diferentes tipos de hongos. No es sexualmente transmitida y puede ser eliminada con antibióticos. *Consulta a tu ginecólogo.

Secreción blanca o gris con olor a pescado.

Esto puede ser una infección inofensiva llamada vaginitis bacteriana. Es un desbalance en la cantidad normal de bacterias en tu vagina. También es muy común y no es sexualmente transmitida. Se alivia con antibióticos recetados por tu ginecólogo, después de esto, pronto estarán empacando sus maletas para irse a molestar a otro lado.

Secreción verde, amarilla o espumosa.

Si crees que tu vagina ha estado oliendo a pescado últimamente, te duele cuando vas al baño y tienes mucha comezón, puede ser una infección común transmitida sexualmente, a esto se le llama: tricomoniasis. Es causada también por un pequeño parásito que de igual manera se puede eliminar con antibióticos.

Secreción anormal con sangrado.

Si presentas estos síntomas acude con tu ginecólogo de inmediato: dolor en tu pelvis, sangrado entre períodos o dolor después de tener relaciones sexuales.

Estos pueden ser síntomas de clamidia o gonorrea. La gonorrea también puede tornar verdes tus secreciones, (estilo alien). Ambas pueden ser tratadas con antibióticos recetados por tu doctor, pero si las dejas sin tratar, pueden causar serios problemas en tu salud. ¡Protégete!

Ampollas y secreción anormal.

Si presentas hinchazón dolorosa alrededor de la vagina puede ser síntoma de herpes genital, causado por un virus transmitido sexualmente. No olvides acudir a tu doctor lo más rápido posible. Se puede controlar con medicina antiviral, pero lo más probable es que regresen los síntomas más adelante.

¡Para mantener tu Zona V saludable!

Tu salud en general está ligada a la salud de tu vagina. Comer balanceadamente y hacer ejercicio es lo mejor que puedes hacer por tu Zona V.

La Zona V se lubrica y limpia por sí misma, así que no en tu interior no tienes que lavarla, ni con duchas vaginales, puede ser contraproducente y traer problemas de los que hablamos al principio.

Hay jabones íntimos diseñados especialmente para esta zona.

Usa ropa interior de algodón, es lo mejor para tu Zona V, deja respirar tu piel y absorbe la humedad mejor que cualquier otro material.

Pregúntale a la Experta