Evolución de las toallas femeninas.

Evolución de las toallas femeninas.

Saba-articulos-evolucion-de-las-toallas-femeninas (1)

Saba® te informa.

La forma en la que vivimos el periodo ha evolucionado al paso de los años. Pasamos de utilizar métodos súper extraños a utilizar toallas ultra invisibles que ni siquiera sentimos que están ahí. Si no sabes cómo han evolucionado las toallas femeninas te contamos lo más importante.

Sin importar en qué siglo estuvieran, a las mujeres siempre nos ha bajado. Se cree que las primeras formas de cuidarse durante el periodo aparecieron en el antiguo Egipto donde las mujeres se ponían hojas de papiro ablandadas; las mujeres griegas utilizaban pequeños pedazos de madera envueltos con lino, todo esto alrededor del siglo V.

No sabemos de ningún otro avance en el tema hasta el siglo XIX, donde la mayoría de las mujeres utilizaban bolsitas de trapo que llenaban de algodón o cualquier material absorbente. Estas bolsitas debían lavarse para poder volver a ser usadas. La mayoría de las mujeres optaba por quemarlas al finalizar su función.

Fue hasta finales de ese siglo cuando se crearon las primeras toallas sanitarias, pero digamos que el tamaño era un tanto exagerado, eran ENORMES. Como en aquellos días hablar del periodo y sus síntomas aún era considerado un tabú, estas toallas no tuvieron la aceptación esperada y fueron un rotundo fracaso.

Después de la 2da Guerra Mundial, las enfermeras comenzaron a fabricar toallas desechables hechas con gasas y algodón quirúrgico. A partir de los años 20, los productos de higiene femenina comenzaron a tener también mayor difusión publicitaria.

Todo parecía ir bien con las toallas sanitarias hasta que llegaron los “cinturones sanitarios”. Estos cinturones tenían dos enganches, uno atrás y otro adelante, estos sostenían la toalla. Digamos que era una especie de taparrabos… En aquellos años era de utilidad ya que las toallas aún no tenían alas y este cinturón ayudaba a que se quedaran en su lugar.

En los 70’s las toallas tuvieron innovaciones que marcaron su éxito hasta el día de hoy. En esos años comenzaron a utilizar poliacrilato de sodio lo que permitió que se volvieran súper absorbentes, eran capaces de absorber hasta 800 veces su volumen, además por fIn apareció el pegamento y las alas.

La realidad es que desde los 70’s hasta ahora han surgido infinidad de alternativas para la higiene en el periodo, sin embargo las toallas siguen reinando y es por esto que se vuelve cada vez más importante que se adapten a las necesidades de la mujer moderna.

Actualmente existe Saba® Ultra Invisible® Buenos Días™, una toalla ultra delgada pero con la misma absorción que una toalla gruesa, permitiéndonos hacer todas nuestras actividades (hasta usar nuestra ropa favorita) sin ninguna preocupación. ¿Te imaginas si le contáramos a las mujeres del siglo XIX que existen toallas tan delgadas y cómodas? ¡Seguro no nos creerían!

¿Cómo crees que evolucionen las toallas en el futuro? ¡Cuéntanos en nuestras redes!

Pregúntale a la Experta