Pregúntale a la experta




5 enfermedades de los ovarios

Publicado el 2 de abril de 2020 en Cuidado íntimo diario

Saba® te informa

La menstruación sucede gracias a varios procesos que pasan en nuestro aparato reproductor femenino. Tal vez no sepas bien qué son los ovarios y cuál es su función: son una glándula en la que se producen los óvulos y las hormonas (estrógenos y progesterona). Se encuentran en la parte baja del abdomen y son del tamaño de una almendra y se encargan de que funcionen bien todos los órganos sexuales. Los ovarios son muy importantes para nuestro funcionamiento sexual, pero hay ciertas enfermedades que los pueden afectar, sigue leyendo para conocerlas.  

Cáncer de ovario 

Este tipo de cáncer no es muy común, y es complicado detectarlo ya que los síntomas aparecen ya que la enfermedad está muy avanzada. Los síntomas pueden ser: hemorragias vaginales, aumento o pérdida de peso, dolor de espalda, sensación de peso en la pelvis, dolor en la parte baja del abdomen gases, náusea, vómito o pérdida del apetito. 

Quistes ováricos 

Rara vez los quistes llegan a ser cancerosos, la mayoría son pequeños y no causan síntomas. Solo en caso de que haya dolor es necesaria la operación. Algunas veces estos quistes pueden llegar  romperse o causar sangrado, en estos casos es necesaria la atención inmediata de un médico. 

Síndrome de ovario poliquístico 

Esta enfermedad sucede cuando hay un exceso de hormonas masculinas de lo normal, esto causa la aparición de quistes. Sus síntomas son acné o piel grasosa, exceso de vello en la cara, infertilidad, aumento de peso, menstruaciones irregulares, dolor pélvico, entre otros. No tiene cura, pero con una alimentación balanceada, ejercicio y tratamiento se pueden contrarrestar los síntomas. 

Para diagnosticar cualquiera de estas enfermedades de los ovarios, es necesario, acudir con un especialista para que pueda hacer los exámenes necesarios para poder tratar cualquiera de la enfermedades de ovario. Estar informadas nos ayuda a conocer mejor el funcionamiento de nuestro cuerpo, por eso te recomendamos, acudir a revisiones constantes con tu médico. 

Zona V