Pregúntale a la experta




Hacer ejercicio y, ¿tener un orgasmo?

Publicado el 2 de abril de 2020 en Cuidado íntimo diario

Saba® te informa.

Aunque no hay mucha información concreta sobre este comportamiento poco a poco vamos descubriendo que nuestros cuerpos son cajas de sorpresas que nunca nos dejan de asombrar. Hoy te contaremos sobre los orgasmos que están empezando a experimentar tanto hombres como mujeres durante sus rutinas de ejercicio.

Se denominan coregasmos o abdorgasmos y su nombre se debe a que los ejercicios que pueden producir esa respuesta placentera en la mujer son los que actúan o estimulan los músculos abdominales. La cuestión es que al hacer cierto ejercicio en el que los abdominales y los músculos del suelo pélvico en personas con vagina están activos, se produce tensión y relajación de los músculos del suelo pélvico, se activa el sistema nervioso y se liberan endorfinas y dopamina (dos hormonas imprescindibles en la materia del placer).

Sin importar la edad, género, o actividad sexual, podrías tener un coregasmo en algún punto de tu vida. 

Para las mujeres, es más probable que los coregasmos sucedan durante ejercicios abdominales, en bicicleta, corriendo, haciendo yoga, o escalando. También es probable que ocurran al fatigar tus músculos, como al realizar abdominales cortos o levantamientos de piernas.

En definitiva, se trata de un tipo de placer que no se da por estimulación del clítoris, de la zona G ni nada de eso, sino por reacciones que se dan en tu cuerpo al hacer ejercicio.

Tal y como con cualquier otro orgasmo o acto sexual, no sientas que tienes que tener uno o de lo contrario has fallado. Todos somos diferentes y todos funcionamos de manera diferente.

Zona V