Pregúntale a la experta




¿Sabes en qué fase de la sexualidad estás?

Publicado el 2 de abril de 2020 en Cuidado íntimo diario

Saba® te informa.

La sexualidad no sólo tiene que ver con el acto de reproducirse, sino que representa la generación de deseos, sentimientos, fantasías y emociones, es decir, el desarrollo de una identidad sexual, que se puede definir como aquella parte de la identidad del individuo que le permite reconocerse y actuar como un ser sexual.

Al igual que el desarrollo físico y mental, la sexualidad se forma gradualmente y necesita pasar por una serie de etapas antes de completarse. Te contamos cuáles son estas etapas: 

1. Pubertad: el gran despertar

Cambiar. Esta es la palabra que resume a la perfección esta etapa. Y es que de un día para otro tienes pechos, vello, se ensanchan tus caderas, tienes que preocuparte de no manchar tu ropa durante el periodo, ¡hay una revolución en tu cuerpo! 

Pero no todo es malo; esta época está llena de esas primeras veces que nunca olvidarás… ¡Esta fase es toda una aventura!

Para afrontar la pubertad de la mejor manera posible te recomendamos divertirte, no tener miedo a descubrir cosas nuevas e investigar sobre temas que tengan que ver con sexualidad y el funcionamiento de cuerpo.  

2. Adolescencia: primeros encuentros sexuales

Después de haber vivido tu sexualidad en solitario (ya experimentaste con la masturbación, has investigado sobre sexo, etc.), suele ser en la adolescencia cuando te sientes con confianza para tener tu primer encuentro sexual con alguien.

Aun así, es súper común que la vergüenza y la torpeza caractericen esta fase. Pero poco a poco comienzas a sentirte más segura sobre tu cuerpo y el sexo. 

3. Juventud: hora de disfrutar

El subidón de haber estado con otra persona por primera vez (o varias), está muy bien. Pero… ¿lo disfrutaste? Cuando te haces esta pregunta es cuando pasas a la siguiente etapa: la juventud. Es aquí cuando quieres experimentar más allá de lo conocido y sentir “verdadero placer”. 

4. Adultez: nuevas experiencias

En esta fase es muy común alcanzar la plenitud sexual, principalmente porque tienes más confianza en ti misma y no temes decir lo que te gusta y lo que no.

Además de conocerte mejor, empiezas a tener interés por cosas que nunca pensaste que te gustarían. En definitiva, en esta etapa lo que te caracteriza es la seguridad y apertura a probar nuevas cosas.

5. Madurez: aún más intenso

Ahora esperarás que te contemos cómo cambia el cuerpo y cómo llegas a esta etapa sin ganas de tener sexo… ¡Pues NO! Nada de esto. Son muchas las personas que se redescubren en esta etapa y viven el sexo con mucha más intensidad. 

Tener una buena salud sexual significa que estás bien informada, eres cuidadosa y respetuosa contigo misma y con los demás. No tengas miedo de conocerte 😉✨.

Zona V