Pregúntale a la experta




A tocarte para que no te toque: cáncer de mama

Publicado el 9 de octubre de 2020 en Cuidado íntimo diario

Saba® te informa.

Es muy importante conocer el aspecto natural de los senos, mediante la observación y la palpación, así puedes notificar a tu médico cualquier cambio tan pronto lo identifiques.

El mejor momento para que la mujer examine sus senos es cuando éstos no están sensibles ni inflamados. Las mujeres que tienen implantes de seno también pueden hacerse el autoexamen.

La autoexploración de los senos se debe realizar una vez al mes. 
Cómo examinar los  senos con estos sencillos pasos:

  • Acuéstate y coloca  el brazo derecho detrás de la cabeza. La autoexploración se realiza acostada y no de pie. Cuando estamos acostadas, el tejido del seno se extiende uniformemente sobre la pared torácica, haciendo que el tejido esté lo más delgado posible. Esto permite que se pueda palpar todo el tejido del seno con mucha más facilidad.
  • Utiliza las yemas de los dedos índice y medio de la mano izquierda para palpar cualquier protuberancia en el seno derecho. Con las yemas de los dedos empieza a tocar desde la periferia de la mama al centro del pezón abarcando toda la superficie del seno en sentido de las manecillas del reloj.
  • La presión debe ser leve a moderada, es necesaria para palpar el tejido que está más cercano a la piel.
  • Repite el examen con el seno izquierdo, colocando tu brazo izquierdo detrás de tu cabeza y empleando las yemas de los dedos de la mano derecha para realizar el examen.
  • Examina cada axila mientras esté sentada o parada y con tu brazo ligeramente levantado para poder palpar esa área con facilidad.

Tocarnos con regularidad puede ayudarnos a localizar e identificar posibles lesiones y estudiarlas a tiempo. Recuerda acudir a tu revisión ginecológica por lo menos una vez al año. ❤️

Zona V