Pregúntale a la experta




    ¿Por qué tenemos gases cuando nos baja?

    Publicado el 3 de noviembre de 2020 en Cuidado íntimo diario

    Saba® te informa.

    Además de todas las molestias que ocurren durante nuestro periodo, es frecuente que también ocurran algunos gases una semana antes, esos que además de hincharnos nos hacen sentirnos como globo. Pues bien, te contamos por qué suceden y qué podemos hacer al respecto.

    Las hormonas:

    La progesterona, una hormona fundamental en el embarazo, aumenta sus niveles alrededor de una semana antes de que nos baje, afectando a los músculos lisos del cuerpo y relajándolos. Cuando estos músculos se relajan, al encontrarse en el intestino, es cuando se producen los gases.
    Pero no suficiente con esto, también entran en juego las prostaglandinas, cuya misión es la contracción de los músculos y los culpables de los cólicos menstruales. Y sí, también afecta a la musculatura de los intestinos que además de ayudar en la creación de gases, también provoca diarrea.

    Tips para esas molestias

    Bebe mucha agua:

    La hidratación activa el funcionamiento intestinal y aunque no lo creas, la mejor forma de evitar la retención de líquidos es con más agua, para eliminarlos de forma natural con la orina.

    Masajes en el vientre:

    Estos masajes facilitan el tránsito intestinal y hacerlos de forma circular, especialmente cuando el vientre está más hinchado y doloroso, ayuda a activar los músculos y a liberar de forma natural los gases.


    Dieta balanceada:

    En estos períodos es fundamental tenerlo en cuenta. Evita alimentos de digestión lenta, como las legumbres o verduras como el brócoli, el repollo o la coliflor. Tampoco los lácteos son los mejores en este momento y por supuesto, no te harán ningún favor los alimentos de comida chatarra ni el exceso de azúcar.

    Ejercicio:

    Además de todo lo bueno que resulta en condiciones “normales”, en este período de contracción de la musculatura, especialmente la de la pared abdominal, ayudará a que se muevan, se activen y se liberen los gases atrapados en la zona, calmando la hinchazón y el dolor. Decántate por posturas de yoga que alivien estos dolores y favorezcan la liberación de los gases.

    Zona V