Historia del periodo

Historia del periodo

Saba-Articulos-Historia-del-periodo

Saba® te informa.

Los tiempos han cambiado y con ellos la manera en la que hablamos de la menstruación. Vivimos en una era en la que (aunque no lo crean) es un poco más sencillo hablar del periodo, sobre todo con otras chicas y dentro de la cultura popular. Hablamos de las opciones que tenemos, de los remedios que conocemos y poco a poco nos sentimos más cómodas hablando del tema. Aunque sabemos que aún estamos lejos de que la menstruación sea vista como algo natural y no como algo controversial, hubo tiempos peores y aquí te platicamos un poco de ellos.

El inicio

La palabra menstruación viene del latín “mensis” que significa mes. La palabra menstruación es relativamente nueva, aunque se empezó a usar a principios del siglo XV, no se utilizó en el contexto actual hasta 1820.

La menstruación eran un gran tabú y no hay mucha información sobre qué pasaba con un periodo hace miles de años. Lo que sí sabemos es que en la antigua Grecia utilizaban compresas de tela como toallas femeninas. Prácticamente todos los registros que se tienen fueron escritos por hombres así que no se tiene información de alguien que menstruara en esta época.

Los griegos creían que si no llegaba tu periodo antes de los 14, el exceso de sangre en tu cuerpo provocaría demencia, histeria, dolores de cabeza, depresión y mala actitud. Los días de menstruación se consideraban un periodo de limpieza.

Menstruación medieval

En la Edad Media los hábitos de higiene eran muy pobres y abundaban las plagas. Definitivamente no fue fácil menstruar en esta época, se utilizaba un musgo absorbente como toalla femenina y utilizaban fondos para poder disimular la sangre. Existen varios libros en los que se menciona que en esta época vivían la menopausia antes de llegar a los 40 años debido a una pobre nutrición. Las creencias religiosas veían la menstruación como algo sucio de lo que no se debía de hablar aunque cambiaba en cada cultura.

Victorianos

En la época victoriana eran muy conservadores y cualquier discusión sobre los periodos o la sexualidad femenina era silenciada. Los hábitos de limpieza eran mejores y empezó a existir algo parecido al tampón. Era básicamente una bolita de lino que tenía un hilo para que fuera fácil de retirar. Se utilizaba un “mandil sanitario” para poder ocultar la sangre. La histeria y la demencia de la que hablaban los griegos se volvió un tema muy estudiado en esta época y evolucionaron a los primeros estudios sobre el síndrome premenstrual.

Productos para el periodo

Durante la Primera Guerra Mundial las enfermeras notaron que la celulosa absorbía tan bien que sería un elemento increíble para el periodo. Así fue como se inventó la primera toalla. Unos años después este modelo fue mejorando para la comodidad de las mujeres añadiendo pegamento a la toalla y modelos hechos para la anatomía femenina.

Aún falta

El estigma alrededor de los periodos aún existe, por eso debemos informar sobre ellos de manera realista, lo más importante es poder hablar de ellos sin prejuicios. Así podremos normalizar la menstruación una conversación a la vez. Así que no dudes en escribirnos si tienes alguna duda.

 

Pregúntale a la Experta