¿Qué es la salud vaginal?

¿Qué es la salud vaginal?

saba_articulos_mayo_salud_vaginal

Saba® te informa.

La salud de la vagina es muy importante en la salud de las mujeres, tener una mala salud puede generar problemas en la fertilidad, el deseo sexual o hasta en la capacidad de tener orgasmos. Los problemas constantes de la salud vaginal también pueden provocar gran estrés y afectar nuestra confianza. Te contamos más a continuación, ¡sigue leyendo!

Factores que pueden afectar la salud de la vagina.

Sexo: Las relaciones sexuales sin protección pueden provocar infecciones de transmisión sexual además, si las relaciones sexuales son muy fuertes, pueden causar traumatismo vaginal.

Enfermedades pélvicas: La endometriosis y la enfermedad pélvica inflamatoria pueden provocar dolor durante las relaciones sexuales. El uso de algunos antibióticos puede aumentar el riesgo de infección vaginal por hongos.

Anticonceptivos: Los anticonceptivos de barrera como los preservativos, los diafragmas y el espermicida asociado, pueden provocar irritación vaginal. El uso de aerosoles, desodorantes o duchas vaginales puede causar irritación o empeorar una irritación en la Zona V.

Embarazo y parto:  Los desgarros vaginales son relativamente comunes durante el parto. Un parto vaginal también puede reducir el tono muscular en la vagina.

Niveles hormonales. Los cambios en los niveles hormonales, como la disminución de estrógeno en la menopausia y durante la lactancia pueden afectar la vagina. También la falta de estrógeno puede provocar adelgazamiento del revestimiento vaginal, causando dolor durante las relaciones sexuales.

Es importante identificar los signos o síntomas que sugieran un cambio en la salud vaginal, acude a revisión médica si observas cambios en el color, olor o cantidad de tu secreción vaginal. También mantente atenta a enrojecimiento, picazón, sangrado vaginal entre períodos, protuberancias o dolor intenso durante relaciones sexuales.

¿Qué medidas debo tener para una adecuada higiene vaginal?

  • Tener una sexualidad responsable. Usar preservativos para evitar contagio de infecciones de transmisión sexual.
  • Vacúnate. Las vacunas pueden protegerte del VPH, virus asociado con el cáncer de cuello uterino.
  • Ejercicios de Kegel. Los ejercicios de Kegel pueden ayudar a tonificar los músculos del piso pélvico si sufres prolapso, pérdida de orina o debilidad del piso pélvico.
  • Una adecuada rutina de higiene en la Zona V. Realiza aseos externos con un jabón íntimo específico para la Zona V que no modifique el pH vaginal y ayude a evitar infecciones.
  • Usar toallitas húmedas diario para evitar malos olores y tener un mejor aseo.

Acude como mínimo una vez al año a tu revisión ginecológica para un diagnóstico oportuno y realización de pruebas.

 

 

 

Pregúntale a la Experta